Inicio

Agricultura Sostenible

4188

Alternativa posible para el mejoramiento de la seguridad alimentaria para las familias insulares.

Por: Joseph Richard Jessie Martínez / Sociólogo, Pedagogo e Investigador; Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

La agricultura sostenible es aquella que en su proceso de producción no perturba el funcionamiento de los ciclos ecológicos y los equilibrios naturales esenciales de los cuales depende la agricultura; ni destruye las características socioculturales de las comunidades rurales, ni contamina el medio ambiente.

La agricultura sostenible tiene como propósito garantizar la satisfacción de las necesidades nutricionales básicas de las poblaciones, tanto rurales como urbanas (Agricultura Urbana Sostenible) y contribuir al mejoramiento del contexto económico, social ambiental de las mismas.

Con base a lo anterior, La Comisión Europea explica que “la sostenibilidad va más allá de las cuestiones puramente ambientales e incluye viabilidad económica así como aceptación social. La provisión de bienes públicos y los beneficios medioambientales están estrechamente vinculados con la capacidad de la agricultura de ser económicamente sostenible, de generar niveles adecuados de renta familiar y de ser socialmente aceptable.”[1]

En ese sentido, la agricultura sostenible genera beneficios como: la producción de comida sana y segura, la conservación de los recursos naturales, el aseguramiento de la viabilidad económica de producción agrícola, la protección del suelo, la biodiversidad y el mejoramiento de la calidad de vida de las comunidades que ejecutan esta forma de producción primaria.

Para el caso de las islas de San Andrés, Providencia y Santa Catalina, la actividad agraria está considerada como “de pan coger” produciendo yuca, plátano, ñame, caña de azúcar, batata, melón, sandía, fruta de pan, entre otros:  también de manera silvestre algunos frutales como: aguacate, guayaba, mamey, mango, caña fístula, jumbalin, juneplom, star apple, bitandswet y algunos cítricos.  La mayoría de estos productos tienden a ser netamente de la economía campesina isleña, el cual buscan la seguridad alimentaria y los excedentes de producción suelen ser comercializados en forma fresca en puestos de venta, en tiendas, restaurantes o regalados entre familiares y vecinos.

Como alternativa posible para el mejoramiento de la seguridad alimentaria para las familias insulares, la “agricultora sostenible” es viable en el territorio insular a pesar que hay quienes piensan que dicho tipo de producción agraria en las Islas es precaria, improductiva y desordenada.  Sin embargo otros como el Instituto Geográfico Agustín Codazzi, considera que los suelos de San Andrés son de buena calidad, razón por la cual pueden sembrar a pesar de la poca, profundidad y sin la necesidad de aplicar fertilizantes químicos.[2]

A pesar que en las islas existen pocos espacios dedicados a la agricultura y que, el cultivo de alimentos, la producción del mismo y el aprovechamiento de los suelos se manejan de forma desorganizada; la actividad agrícola  insular tiene una lógica y un orden.  Ésta se basa principalmente en la relación que tiene el proceso de producción con los ciclos climatológicos, el tipo de destino final de los productos y la situación hídrica (por la carencia de agua, durante los meses de verano: enero, febrero, marzo, abril y mediados de mayo) en la isla.

En cuanto al gobierno local, se han ejecutado proyectos que apuntan a contribuir al mejoramiento de las condiciones alimentarias de la comunidad insular tales como: la cooperación técnica, administrativa y financiera para el aprovechamiento del recurso hídrico y mejoramiento de las actividades productivas y nutricionales en San Andrés y Providencia. Por ejemplo, el PROYECTO FAST TRACK UTF/ COL /051/ COL (2014) que tuvo como objetivo, incidir en el “Mejoramiento de los hábitos alimentarios de la población del Archipiélago, a través del estímulo y fortalecimiento de la producción comunitaria y familiar de alimentos y de estrategias para el manejo sostenible del recurso hídrico disponible”.  Este proyecto benefició a 52 Unidades Productivas (26 familias en San Andrés y 26 en Providencia). 

Otro proyecto que se puede mencionar es el convenio de Alianza: "Establecimiento de cultivo de plátano hartón asociado con cultivo de sandía en arreglo forestal en San Andrés Islas" que busca vincular a las familias nativas a la producción del mismo y hacerlos negocios sostenibles.   Igualmente, el convenio con la Asociación Green Hill. No. 09-005-13. (2014), que benefició a 20 familias localizadas en el municipio de Providencia y fortalecer empresarialmente a la organización de productores “ECOFARMERS” mediante el establecimiento y comercialización de la producción de 6,4 hectáreas de plátano hartón y piña, con el aliado HIJOS Y ASOCIADOS S.A.S. 

En el 2014 se ejecutó el Convenio de Alianza: "Establecimiento de cultivo de plátano hartón en asocio con cultivo de yuca en arreglo forestal en San Andrés Islas” motivando a las familias agricultoras a tener unidades de negocios amigables con el medioambiente. 

La Asociación Sealand Group. No. 09-004-13, en el convenio apuntaba a mejorar los ingresos y la calidad de vida de 52 familias de pescadores artesanales del municipio de Providencia, a partir del incremento de salarios generados por el mejoramiento de las condiciones de pesca de los asociados de Fish And Farm Coop, con los aliados Jordan Carmona Naranjo, Pesquera los Rastas, Hotel Sol Caribe Providencia, Cabañas y Restaurantes “Miss Elma”, Cabañas El Recreo, Restaurante Divino Niño Jesús, Restaurante la Rosa del Viento y Restaurante, Bar y Pizzería Blue Coral.

En este tipo de convenios fueron beneficiados 134 familias o unidades productivas en el 2013 y para el año 2014, fueron igualmente 170 también en Departamento Archipiélago.

Otra iniciativa significativa que el gobierno local gestionó y ejecutó en la vigencia 2012 – 2016 y que se puede destacar, es la implementación de proyectos de parcelas y galpones en colegios de la isla de San Andrés, a través del proyecto agropecuario desde el preescolar, donde el objetivo de dichos proyectos fue implementar programas de producción de alimentos dirigido a estudiantes y sus familias para mejorar la calidad de vida de cada uno de ellos.   

En la actualidad se están beneficiando 10 colegios de la isla de San Andrés que son:[3] Institución Educativa Bolivariano (sede El Esfuerzo y Escuela Urbana), Institución Educativa Técnico Industrial (sede principal), Institución Educativa Brooks Hill Bilingual School (sede principal y Barrack), Institución Educativa Antonia Santos “EL RANCHO” (sede Rubén Darío y Philip Beackman), Institución Educativa Renovación El Arca, Institución Educativa Cajasai, Institución Educativa El Carmelo.

Estas iniciativas gubernamentales, indican que hay terreno abonado para pensar en una “Agricultura Sostenible” en las Isla como alternativa posible para el mejoramiento de la seguridad alimentaria para las familias insulares.

Otros datos[4]  dan fe que hay iniciativas de actividad agrícola significativas en San Andrés con productos representativos del agro insular (ver tabla debajo).

A pesar que estos productos no representan el mejor balance nutricional para la población, se evidencia que si existe actividad agrícola que vincula un número significativo de agricultores.   

En ese mismo sentido, hay opiniones que  consideran que “el consumo de alimentos producidos, como la yuca, la batata, el melón, la sandía, el banano, etc, ayudan a cubrir la brecha de calorías, y a disminuir las de micronutrientes clave para la alimentación y nutrición, aunque en bajas proporciones (debido a la temporalidad y la cantidad de producción); pero estos impactan positivamente en el valor nutricional de la canasta básica de alimentos.”[5] 

 

La tesis que sostiene la factibilidad de la agricultura sostenible en las islas, debe ser sostenida con iniciativas locales de programas de tecnificación e incentiva el cultivo de otros productos que puedan suplir algunas deficiencias nutricionales identificadas en la población insular.  Está como alternativa posible de mejoramiento de la seguridad alimentaria para las familias insulares.

 

[1] http://www.monsantoblog.es/que-es-la-agricultura-sostenible/.

[2] http://www.igac.gov.co

[3] Lesley Pomara. Secretaria de Agricultura y Pesca.  Departamento Archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina

[4] Plan de Seguridad Alimentaria y Nutricional.  Departamento Archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina. BREADFRUIT AND CRAB, 2008 – 2011

[5]Jaramillo Campuzano, Luz Janeth, et al. (2017). Canasta básica de alimentos de la población en el año 2015; Departamento Archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina.  Universidad Nacional de Colombia, Sede Caribe. Pág. 26

COMPARTIR

Menu Alterno